8 de abril de 2011

Leer: un sueño cumplido.


Articulo escrito por Yaniris Lopez y publicado en el Listin Diario.

Capacitación. La profesora Martha Veloz junto a los estudiantes del curso de manualidades y bisutería en la comunidad Arroyo Cano. Los cursos son avalados por el Infotep.


LA FUNDACIÓN SUR FUTURO EJECUTA UN EXITOSO PROGRAMA DE ALFABETIZACIÓN DE ADULTOS EN LA REGIÓN
Bohechío, San Juan

EEridania y Marina viven en Los Severinos, una de las comunidades más pobres del municipio Bohechío, al este de la provincia de San Juan. Casadas y con varios hijos cada una, se dedican a los trabajos domésticos y a la siembra de cosechas aventureras, como ellas dicen a la agricultura de subsistencia cuyo éxito depende de las lluvias y que en la mayoría de los casos nunca llega a buen

término.

Hace un año aprendieron a leer. Tenían 44 y 30 años, respectivamente. Las alfabetizó Rosalba, la hermana menor de Marina, de 20 años, a través del programa de alfabetización de adultos de la fundación Sur Futuro. La experiencia les cambió la vida, dicen orgullosas. ¿En qué sentido?

“Ya uno se defiende, si uno va al colmado sabe cuánto gastó, con cuánto pagó y cuánto le van a devolver. Ya uno no se deja engañar y eso es un cambio”, sonrié Marina.

Eridania, a su vez, no se avergüenza de haber aprendido a leer tan tarde y enumera sus beneficios: “Ya sabemos hacer una lista para ir al colmado, si vamos al médico y nos recetan sabemos si la medicina está vencida. Si el marido va a quemar con químicos sabremos si el veneno está vencido o no y ya podemos ayudar a los muchachos con las tareas”.

Son, como dice la coordinadora del área de educación de Sur Futuro en Padre Las Casas, Cristobalina Veloz, testimonios muy simples pero muy significativos para ellas, que no tuvieron la oportunidad de alfabetizarse.

“La escuela de antes era muy difícil. A las mamás no les gustaba enviar a las hijas tan lejos, porque para ir había que cruzar un arroyo, y después tampoco se podía estudiar porque se habían metido en hijos”, recuerda Eridania. Incluso hoy, las familias de Los Severinos hacen un esfuerzo para enviar a sus hijos a la escuela.

“Los mandamos arriesgándolos. Tienen que salir a las 6:30 de la mañana para llegar a Arroyo Cano a las 8:00, porque la escuela en Los Severinos llega hasta tercero. Vuelven a las doce, con hambre, como quiera; a veces uno lo manda sin na’, porque no tenemos qué darles”, explica Marina.

Rosalba, la facilitadora, es una de las jóvenes que atravesaba el arroyo, que aguantaba sol y lluvia para estudiar en Arroyo Cano, donde completó hace poco el bachillerato. “Llegué a venir mojada, y llegar a mi casa también mojada”. Lo que más sorprendió y disfrutaron sus estudiantes, dice, fue aprender a escribir sus nombres.

Oportunidades
El programa de alfabetización de adultos que Sur Futuro ejecuta en 14 comunidades ubicadas en la cuenca alta de la presa de Sabana Yegua con el apoyo de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (Egehid) graduó a 326 estudiantes en el 2010, entre ellos una señora de 70 años.

“Este año tenemos 20 unidades, módulos de 15 y 20 personas y 375 estudiantes alfabetizándose”, dice Yennis Mancebo, encargada del proyecto de alfabetización.

Los facilitadores son jóvenes de las mismas comunidades capacitados por Sur Futuro. La alfabetización dura seis meses pero los estudiantes tienen la oportunidad de integrarse a los demás proyectos que promueve la fundación en diversas áreas: cursos de belleza, de manualidades, emprendedurismo, informática...

Eso hicieron Eridania y Marina, quienes ahora toman un curso de manualidades en Arroyo Cano con la profesora Martha Veloz (Yuri). Allí aprenden sobre todo bisutería, manualidades en general y decoración. Con ellas también estudia Richard de la Rosa Ramírez, facilitador de alfabetización y beneficiario de muchos otros programas de Sur Futuro. Con 23 años y en tercero del bachillerato, Richard debe atender y dejar lista la comida a un padre enfermo y a su hermanita menor en Buena Vista del Jaque antes de salir a capacitarse en todos los cursos que pueda. Lo hace, asegura, “porque quiero aprovechar al máximo las oportunidades que me da Sur Futuro. No llegan dos veces, cuando llegan una vez hay que aprovecharlas”.

La profesora Marta Veloz valora este esfuerzo que hacen los alumnos por superarse. “Tenemos 25 estudiantes. Las clases duran 120 horas y la Fundación les ofrece los materiales y los trabajos terminados. Es un sacrificio venir para muchos de ellos pero hay que hacerlo porque esta es una comunidad muy vulnerable que lo necesita”, expresa.

Alfabetización
En el programa de alfabetización de Sur Futuro han participado las comunidades ubicadas en la cuenca alta de la presa de Sabana Yegua: Bohechío, Arroyo Cano, La Vereda, Palomino, Los Severinos, Los Jengibres, El Corozo, La Guama, Buena Vista del Yaque, El Palmar del Yaque, La Loma del Yaque, El Coco, Montacito y El Cajuil.

23 Unidades Capacitación
Como parte del programa de alfabetización de adultos, la fundación Sur Futuro capacitó en 2009 a 153 facilitadores de la cuenca de Sabana Yegua y Constanza sobre metodología de enseñanza-aprendizaje de personas adultas. Las 23 unidades iniciaron en febrero de 2010 con 327 personas.

Ayuda

Esta semana, la Fundación Sur Futuro entregó a 15 organizaciones sin fines de lucro RD$18,189,774 como primer desembolso para el programa de alfabetización “Siembra Saber”, un plan apoyado por varias instituciones para la alfabetización de unos 18 mil jóvenes y adultos de la regiones Sur y Este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada